sábado, 9 de abril de 2022

Unión Sindical Obrera, USO, breve apunte

Con motivo del previsto acto de presentación en Vigo del libro conmemorativo del 75 aniversario de la HOAC, Benito Santos, me pone en contacto con Guilllermo Fontán, Marín, para hablar del sindicato de raíz cristiana Unión Sindical Obrera. 

Y es así que nos citamos Marín y el que escribe y suscribe las presentes líneas en la cafetería del museo MARCO una mañana, camino del barco de Cangas. La conversación con Guillermo Fontán se inicia con la memoria de aquellas asambleas en la estación de ría por el año 1978 de los trabajadores de ASCON, que tenían carácter abierto y participativo, no sólo para los trabajadores directamente afectados, de modo que algunos asistimos solidariamente a su desarrollo.

 Y empezamos por aquellos hechos porque ahí tuvo mucho que decir y contar USO, que tenía la mayoría en el comité de empresa de ASCON, en las dos factorías de la empresa en ambos márgenes de la ría de Vigo, Meira ( Moaña) y Ríos ( Teis-Vigo).

ASCON nace en 1970 de los astilleros YARZA, con una plantilla joven, lo que posibilitó un estilo sindical desligado de formas excesivamente burocratizadas y ligadas a partidos políticos, fundamentalmente al PCE. Esto resultó un campo fértil para la concepción y praxis sindical de USO, que por aquel entonces se pretendía autogestionaria, una de sus señas de identidad juntamente con sus raíces cristianas, en algún momento del camino entroncada con la teología de la liberación, que tan bien ejemplarizó en tierras americanas Camilo Torres. 

Me cuenta Guillermo Marín, que otra huelga anterior de la mano de la COS, coordinadora de organizaciones sindicales, tuvo lugar en ASCON en 1976, con la finalidad de reivindicar entre otras el pluralismo y libertad sindical como salida y alternativa a la CNS, sindicato vertical franquista. 

La huelga de 1978, en ASCON, tuvo por duración siete meses, en solidaridad con un despedido y finalizó con algunos despedidos más, entre ellos, el cura obrero, SJ, Benito Santos, Ricardo Castro Pereira, el propio Guillermo Fontán, Marín, y algún otro que no recuerdo. Los citados y otros impulsarán, tras su salida de la Unión Sindical Obrera, la creación de un nuevo sindicato, la CSG, Confederación Sindical Galega, sindicato de clase y gallego, que fusionaría con la INTG, Intersindical Nacional dos Traballadores Galegos.

 Conviene reseñar que USO en la comarca de Vigo, allá por los setenta del pasado siglo, tenía implantación en otras empresas y sectores más allá de ASCON, así Citroën, CENSA en Porriño, y más minoritaria en Vulcano, Freire y Barreras, sin ser exhaustivos. 

De éstas y otras cuestiones hablaremos en un acto previsto para el mes de junio, en el transcurso de la presentación de un libro conmemorativo del 75 aniversario de la creación de la HOAC, donde habrá ocasión de elucidar las relaciones entre HOAC, fundada en 1946 y la USO, creada en 1961. En el transcurso de ese acto se le hará un reconocimiento expreso a Benito Santos, por toda una larga vida de servicio comunal y entrega abnegada. En ese encuentro de vidas y caminos nos veremos. 

domingo, 27 de marzo de 2022

Reconquista 2022 Vigo: transporte público

Cada 28 de marzo la ciudad de Vigo tiene señalada su festividad cívica en torno a un hecho de armas, en el contexto europeo de la denominada por algunos guerra de la independencia, que enfrentó al ocupante francés con los pueblos de España y sus aliados portugueses e ingleses. 

La recuperación de la plaza de Vigo se conoce como Reconquista y su celebración anual es ocasión honorífica para reconocimiento de personas e instituciones. Yo voy a dar aquí un giro a la semántica e intención de esa práctica y convertir la idea de reconquista en la obtención reivindicativa de un propósito de mejor prestación de un servicio público, el transporte urbano. 

En los últimos tiempos la concesionaria VITRASA viene poniendo a la corporación viguesa en el trance de tener que negociar compensaciones dinerarias o de algún otro tipo para el mantenimiento, prórroga o renovación del servicio. Desde la perspectiva que aquí nos ocupa, en este trajín, no sólo se ve afectado el usuario final sino la plantilla o conjunto de trabajadores de la empresa, tanto en su situación retributiva como en sus condiciones laborales de prestación del servicio, horarios, turnos, descansos, vacaciones y además a expensas de la negativa de la empresa a la ampliación de plantilla.

 En el caso del nivel salarial parece incluso que VITRASA pretende importantes recortes, bajo condición de sumas importantes de desembolso de liquidez de dinero público. Parece todo esto como una práctica un tanto extorsionadora por parte de la empresa utilizando a los trabajadores y sus derechos de modo que semeja chantajista, según algunas manifestaciones.

 Llegados a este punto se plantea como alternativa plausible el rescate de la concesión o su revisión escrupolosa, aunque tengan costes que hoy parezcan difícilmente asumibles. Se trataría de negociarlo bilateralmente entre órgano concedente y concesionaria. 

Algunas alternativas podrían ser la constitución de una empresa mixta municipal de transporte público urbano, con alguna línea de tranvía incluida o la creación de una EMT, empresa municipal de transporte, si hubiera recursos para su capitalización. Siempre con los derechos de los trabajadores asegurados que es una de las claves de la calidad del servicio final al usuario directo, el ciudadano. 

Es claro que una cosa es la naturaleza pública del servicio y otra la titularidad pública del servicio, tal vez fuera conveniente que ambas coincidieran.

 Quedan abiertas estas cuestiones para el debate informado y a la postre un referéndum municipal para dirimir la cuestión. 

lunes, 14 de marzo de 2022

Ucrania: ni una bala ni un soldado

Son muchas las preguntas que aparecen en estas horas de confusión, en las que la propaganda sustituye a la información. Desde la condición de gentes del común podemos albergar la duda sobre lo que nos cuentan con la insistencia de esa lluvia pertinaz que encharca el camino de la reflexión serena. 

La violencia y el miedo que la suele acompañar cristalizan en imaginarios y atmósferas electrizadas por descargas de gran emotividad y simbolismos atávicos que emergen de las simas más profundas de nuestro psiquismo y de rápida propagación colectiva. 

No estaría mal precavernos un poco, tomar distancia de la propaganda, a veces burda o demasiado evidente, y preguntarnos acerca de la intención y propósito de lo que nos cuentan, dejando de ser meros comulgantes. 

Vayan lanzadas sin más algunas preguntas encadenadas acompañadas de alguna tentativade sugerir. Las primeras y más evidentes: 
1. Está España en guerra con Rusia o Rusia declaró la guerra a España?. Rusia evidentemente no declaró la guerra a España, pero el gobierno español se implica mediante el envío de material bélico a Ucrania, obteniendo la condición de beligerante en el conflicto, contribuyendo así al escalamiento, de forma aún muy modesta en su contribución. 
2. Pertenece Ucrania a la OTAN?. NO. España pertenece a la OTAN y bajo esa condición podría verse implicada en el caso de un ataque a un país miembro de la Alianza, pero éste no es el caso por cuanto Ucrania no pertenece a la OTAN. 
3. Le fuerza a intervenir militarmente su pertenencia a la UE, Unión Europea? Sólo en el caso de que se interprete que hay un nexo consustancial entre UE y OTAN, podría abrirse la discusión problemática sobre obligaciones de tipo militar y su alcance, no olvidando en todo caso que las decisiones en la disyuntiva intervenir o no son en última instancia políticas.
 4 Anticipando, en el caso de Polonia, miembro de la OTAN, y muy directamente implicada en Ucrania. Hasta qué punto, de surgir un enfrentamiento directo con Rusia, entraría en el supuesto de Estado agredido? Estaría obligado el gobierno español a tomar las armas frente a Rusia?

 Finalmente, podría garantizar la OTAN, en ese o similar supuesto, la seguridad y protección de nuestro territorio e intereses? En definitiva, es la OTAN un buen negocio para los intereses de los españoles? Es la OTAN una organización defensiva?. 

Corresponde a cada uno de nosotros, individual y colectivamente, dotarnos de respuestas a estos y otros interrogantes, antes que la historia nos dé las respuestas, tal vez con formas no demasiado amables. 

sábado, 5 de marzo de 2022

Benito Santos. 75 Aniversario de la HOAC

Mi primer recuerdo del cura obrero Benito Santos, sacerdote jesuita, es de aquellas movilizaciones de los astilleros ASCON, en las asambleas abiertas de la estación de de ría del puerto de Vigo. Por entonces tenía Benito militancia sindical en la Unión Sindical Obrera (USO), entidad que jugó un papel muy destacado en la defensa de los derechos de los trabajadores y de la supervivencia misma del astillero. Ahora acuden a mi mente otros sindicalistas de USO, como Guillermo Fontán (Marín) o Ricardo Castro Pareira. 

Benito también preside la Asociación Fernando Hoyos, igualmente SJ, ligado en tiempos escolares a la institución educativa jesuita viguesa y muerto en tierras americanas.

 Más allá de esta breve referencia destaca en Benito Santos su compromiso inalterable con la Hermandad Obrera de Acción Católica HOAC), que en el pasado año cumplió su 75 aniversario. Benito, nacido en Cambados, tiene unos pocos más, su implicación muestra una dilatada y fructífera trayectoria. 

De sus manos recibo el libro conmemorativo Ahora más que nunca. El compromiso cristiano en el mundo del trabajo. Libro de testimonios de vida de mujeres y hombres de la HOAC en el mundo laboral sin prescindir de la aportación doctrinal y teológica, siendo el caso que lleva un prólogo del Papa Francisco. Sus coordinadores son Teresa García Gómez y Abraham Canales Fernández. 

Para conocimiento base del lector no iniciado unos datos extraídos de la introducción del libro, de Teresa García. La HOAC, movimiento eclesial destinado a la evangelización del mundo laboral tuvo su promotor fundacional y primer militante en la persona de Guillermo Rovirosa Albet, por encargo de los obispos españoles, en 1946. Así se cumplieron 75 años en el pasado 2021.

 La HOAC fue semillero de militancia obrera y cosecha abundante en conquistas para los derechos de los trabajadores. También en los centros de trabajo de nuestros vigos y en algunos despachos laboralistas, junto a militantes de otras tendencias ideológicas y también participando en las estructuras sindicales, paralegales y clandestinas en tiempos de dictadura. 

Amigo Benito Santos, gracias por mostrarme este libro, que ayuda a  completar la compresión de una parte de nuestra memoria, a veces excesivamente parcelada y hasta sesgada. 

martes, 1 de marzo de 2022

Por la Paz con Justicia

Cuando nos encontrábamos en aquel mundo llamado bipolar de la guerra fría( enmascarado por los ideologemas de la panoplia comunismo/liberalismo) el tablero de las relacioned internacionales estaba atravesado por dos grandes bloques o alianzas militares, cronológicamente anterior la Organización del Tratado del Atlántico Norte(OTAN), liderada por los Estados Unidos, y el Pacto de Varsovia, creado como respuesta a la OTAN, liderado, por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS. 

Un importante recurso de aquel juego de engranajes y poleas fue la disuasión nuclear, el denominado equilibrio del terror.
De aquellos momentos nos queda el recuerdo de líderes como Jrushov, Brezniev, Gromiko, Kennedy, crisis de los misiles, o Nixon y Kissinger. 

Mediados los ochenta hace su aparición Gorvachov, la perestroika y la glasnost en la URSS, y desde finales de los setenta y durante los ochenta, Reagan y Thatcher, con políticas muy beligerantes hacia la URSS. Fue el tiempo del denominado proyecto IDE o guerra de las galaxias y del despliegue de los euro misiles, amenazando a la URSS. También de grandes movilizaciones europeas con el NO a la OTAN

Llegados a la disolución de la Unión Soviética se disuelve también la alianza militar del Pacto de Varsovia pero no así la OTAN, que además se amplía con nuevos miembros en dirección a Rusia. Resulta paradigmático que Polonia, de cuya capital, Varsovia, tomará el nombre el bloque militar vinculado a la URSS, hoy sea un Estado miembro de la OTAN y de los más belicistas.

 Y surge la pregunta. Qué hace una organización denominada del Atlántico Norte tan lejos de esa región, en las fronteras de Rusia? Es Rusia una amenaza para la ribera atlántica de Estados Unidos o para cualquiera de los países ribereños?. El no a la guerra no es consigna suficiente, es mucho mejor el Si a la Paz, sustentada en la Justicia, su mejor cimentación. La Justicia significa unas interacciones equitativas en las Relaciones Internacionales, RI. Algo queda claro, volvemos a los tiempos de la disuasión nuclear. Caution! 

jueves, 24 de febrero de 2022

La muerte

En estos últimos meses, incluso semanas y días nos han ido abandonando gentes cercanas y amigas. Tal parece que el dictado inexorable del tiempo concluye en sentencia inapelable de muerte. Cierto es que llegada una edad nos vamos acostumbrando y hasta insensibilizando con la ocurrencia de muerte, más todavía cuando ha pasado el trance de extinción de aquellos que lo fuero todo en nuestras vidas, cuando éramos más frágiles y vulnerables, tiempo de infancia y cariños maternales. 

Cuando esto ocurre ópera una anestesia del dolor de la muerte, después llueve sobre mojado. Es habitual en los años de mocedad o bien no pensar en la guadaña o de pensarla remitirla a un futuro indeterminado pero que creemos saber cierto. Así futuro y muerte van de la mano y tiempo y muerte también. 

Resulta expresión corriente que cuando a alguien le alcanza la siega en juventud se diga que se fue antes de tiempo. También que una clepsidra vaya traspasando arena hasta vaciarse en su recipiente inferior, dando así señal del tiempo cumplido, en algunas representaciones en el vaso superior hay un homúnculo fetal y en el inferior otro senil. 

La muerte pertenece al mundo de los adioses y de los jamases. Al mundo de las despedidas y de los viajes, de las rupturas traumáticas y de los silencios impenetrables, de lo pétreo, lo silente y lo oscuro. También de la albura cegadora. 

La muerte engendra delirios y fantasías ultraterrenas que se proyectan a lo sideral y lo cósmico, así decimos a la muerte de alguien que hay una estrella más en los cielos o se nos aparece danzando su baile macabro en el horizonte bermejo de amaneceres o crepúsculos. Hay quien sitúa las almas y los cuerpos de los idos en simas pelágicas o paisajes lacustres infraterrenales.

 En todo caso, en el resumen de nuestros días la cuenta echada es de pérdidas, aún las improbables ganancias de placeres efímeros y con desgaste por el uso y abuso de la reiteración, produciendo la inversión de placer por dolor con agravante de melancolía, que ya estaba dada en el epílogo postcoitum.

 Manriqueñamente desengañados y desesperanzados. Y el muerto? Pues el muerto a lo suyo, ajeno al mundo y a sí mismo, sin conciencia, ni sufre ni padece, algunos pareciera que su rigor fuera altanero y hasta despectivo de la mala conciencia de muchos de los circunstantes, como queriendo el fallecido apurar el ceremonial y largarse para siempre de la escena de cuerpo presente.

 Otra es que otros trabajen, si quieren, su memoria. Nacidos y muertos para recordar. 

miércoles, 26 de enero de 2022

Adolfo Lareo, Aniversario

Se cumplirá un año finalizando el presente mes de enero que nos reunimos un grupo de amigos y familiares en el Vigo Memorial para rendirle culto de lealtad que no despedida al entrañable Fito de La Viuda, aquel espacio de encuentro, beber y cantar, de tantos años en la Travesía de la Aurora, afluente de la calle del Príncipe. En el Vigo Memorial en un acto sencillo, que condujo Miguel Lareo, hermano de Fito, con el féretro cubierto por la tricolor de la segunda República, ofició Celso López, quien preside Asamblea Republicana de Vigo, con la lectura de Casa Toribio y breves y emotivas palabras que construían la efigie póstuma de quien allí subía a la barca de Caronte.

 Hoy Fito Lareo es para sus amigos memoria viva de tan gratos momentos, buen conversador y de ánimo alegre, siempre muy cercano y obsequioso. En fechas de tan reciente celebración como las navideñas tenía por costumbre repartir entre la clientela habitual el día de nochebuena unos farias y algunos cigarros puros habanos. Ya hacia la noche con cierre más temprano del acostumbrado de la Viuda unas rondas de invitación entre amigos que eran casi una despedida del año. 

Junto a Fito, inolvidable Maruja, su mujer, quien de veras nos aguantaba durante todo el año al pie del cañón del negocio, como antes lo hiciera doña Amparo, madre de Fito. Estoy hablando de los setenta, ochenta y comienzos de los noventa. Secundando a Maruja, Concha de Teis, ayudando, sobre todo al mediodía. Aquella sabrosa tortilla de patata acompañaba muy bien la chiquita y el quintillo. Eran los tiempos en que no hacía falta quedar, te pasabas por la Viuda y te encontrabas a la gente, al mediodía, al atardecer, a la noche. En los últimos años, ya los noventa, las tardes del sábado atendían, por turno rotatorio, sus hijos Fito, Jaime y Miguel, quienes también hacían buena compañía.

 A Fito y Maruja recuerdo visitarlos en Couso, en la Ría de Aldán, mirando a Punta Udra, por allí también en ocasiones el siquiatra ferrolano Juanjo con motivo de sus inmersiones de pesca submarina. Entre las ocupaciones de Fito en Couso los paseos distendidos en compañía de su perra labrador Gala, de carácter muy apacible, nunca la oí ladrar, siempre muy atenta a nuestros movimientos. 

De los últimos años guardo memoria de las veces que fuimos quedando para ir a comer, pasear y recordar, era frecuente irnos a Canido o dirección Nigrán, en compañía, cuando nos visitaba, de Gonzalo Álvarez, Papi. También hacíamos parada y fonda en la bella villa de Bouzas o nos acercábamos al Timón en Montero Ríos y luego dar una vuelta por las inmediaciones del náutico vigués.

 Fito Lareo nos fue convocando en los últimos tiempos a un grupo de añosos amigos, Arturo, Carlos, Fernando, Chicho, Pascual, Senén y otros en torno a la mesa de convivio fraterno evocadora de aquella otra redonda, centro de La Viuda, de preñez simbólica.

 En el lenguaje de símbolos y fratrías viguesas está inscrita la familia Lareo Martínez. Hubo tiempos de los que se puede afirmar que todos los vigos llevaban a la Viuda. 

Para finalizar, quiero hacer mención expresa de Pepe Lodeiro, Urbano y Teresa, Mario Granell y Oliva, Fito Domínguez de A Roda, Susana, amiga de Maruja y la familia Vaamonde Polo.

 Con tanta memoria que nos legó, nuestro amigo permanece vivo y así nos vamos nombrando hasta el reencuentro.